Los amigos de los sábados

Hace ya unos meses Marcelo y Ricardo empezaron a ir (para variar) a una ‘terapia’, y lo pongo ente comillas porque increíblemente ellos no lo toman como una terapia. Cuando se les dice para ir a sus terapias regulares no ponen mala cara, van porque bueno saben que tienen que ir es como un deber que tienen, hacen todo lo que el terapista les dice y responden con la sinceridad que los caracteriza (si me pasé de la raya un día antes siendo estricta, lo dicen ¡y cómo lo dirán!).

En fin, el tema no son las terapias regulares. El asunto es esta ‘nueva terapia’. Nunca consideré que mis hermanos fueran muy amigables, o sea adoran a sus primos, los admiran y a sus primas las quieren mucho pero separan amistad de familia. Siempre me preocupé de si tenían amigos. Era del plan: Marce, ¿que tal el cole? ¿jugaste con tus amigos?. Qué pesada ¿no?. Bueno ahora ya no pregunto, porque Marcelo y Ricardo encontraron amigos. AMIGOS.

¿Dónde encontraron amigos? tarataratará en la terapia de los sábados. SÍ loa bendita terapia de los sábados, esa terapia que ellos no creen que es terapia. La terapia que reúne a chicos aspies que juegan, se ríen, se entienden y conversan. Son chicos entre los 12 y 20 años que se llevan genial, mis hermanos religiosa y sagramente piden ir los sábados con LOS AMIGOS, porque sí ya no van a terapia ahora van a conversar con sus amigos.

Mérito total de mi mamá esto de los sábados con los amigos. Encontró un lugar donde sin darse cuenta sus hijos llevan terapia grupal, comparten, se relajan y ¡sorpresa! ella puede hablar con madres que tienen las mismas dudas y temores que ella.

Vamos hacer una pausa. Cuando nos fuimos de viaje, no fueron un sábado a ‘terapia’, hicieron videollamada. Así de simple, cogieron el celular, hablaron creo media hora(a mi me cortan al minuto el teléfono jeje)  y les enseñaron el lugar donde estábamos, hablaron de qué planes tenían para el fin de semana, de que su papá estaba hecho un tomate y que disfrutaban la piscina. Obviamente el sábado siguiente fueron a su ‘terapia’.

Esas cosas hacen los amigos, se buscan. Me gustaría tener los amigos que ellos tienen, siempre intenté que tuvieran amigos, debe ser horrible salir de un lugar y que te digan ‘jugaste con tus amigos, conversaste con alguien’. En algún momento pensé que solo se tendrían a ellos mismos, ya no pienso eso, entendí (hasta para mi vida) que los amigos no se buscan, los amigos llegan solitos y que lindo es saber que ellos tienen buenos amigos.

Alejandra Núñez de la Torre Correa
Síguenos

Alejandra Núñez de la Torre Correa

Community Manager at Fca Corporación
Soy estudiante de comunicaciones, tengo 22 años y vivo en Lima. Hermana orgullosa de Marcelo yRicardo, dos niños con Asperger que día a día quieren lograr todos sus objetivos y ahí estaré yo para ayudarlos.
Alejandra Núñez de la Torre Correa
Síguenos

Latest posts by Alejandra Núñez de la Torre Correa (see all)

Soy estudiante de comunicaciones, tengo 22 años y vivo en Lima. Hermana orgullosa de Marcelo y Ricardo, dos niños con Asperger que día a día quieren lograr todos sus objetivos y ahí estaré yo para ayudarlos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.